domingo, 31 de julio de 2016

Brexit - un gran avance para el Orden Barroco


El sistema burgues  que rechazamos siempre ha consistido en dos ramas que corresponden a las dos corrientes de pensamiento que salen de la Ilustración. La primera, supuestamente racionalista, fue la Revolución Francesa y los regímenes modernos inspirados por ella (varios sistemas europeos continentales, por ejemplo). La segunda fue la corriente romántica conservadora. Hoy su representante principal se llama a veces "Anglosphere". Que no haya duda: ambas ramas han sido enemigos mortales del Orden barroco. Si la Francia de Napoleón ayudó a destruir  Génova y Venecia, Gran Bretaña ayudó a destruir el reino de Nápoles. Los Estados Unidos han sido un enemigo implacable del orden tradicional en toda América Ibérica y  en Filipinas.

Europa y el Mediterráneo son el centro del mundo y lo que sucede en la Unión Europea es de gran importancia. La salida del Reino Unido limita drásticamente su capacidad y la de los Estados Unidos para influir en el continente. Este acontecimiento es particularmente significativo dado  la posible llegada del  aislacionismo y unas divisiones internas mortales en los EEUU en caso de una presidencia Trump. No nos gusta por nada la cultura laica y burguesa que domina países como Francia. Sin embargo no cabe duda de que "Anglosphere" y todo lo que viene con ella se iba imponiendo en Europa. Lo que ha traído el 2016 para el Reino Unido y los EEUU ha sido el comienzo del proceso de redimensionamiento "anglosajón" hasta la irrelevancia. Con el declive de la presencia política y cultural del RU y los EEUU, el fin del crecimiento de Inglés como lengua franca y el alejamiento de Europa de una cultura con fuertes prejuicios anticatólicos, Europa tiene una oportunidad.

El próximo campo de batalla es Francia. La amenaza islamista en ese país demostrará a los franceses que su cultura política basada en la Ilustración y el renacimiento es un fracaso absoluto de cara a ese desafío