sábado, 21 de enero de 2017

El inicio del Fin del Mundo Burgués




El comienzo de la presidencia de Trump es el canto del cisne del conservadurismo angloamericano. No habrá una nueva era como la del reaganismo y el thatcherismo - EEUU y el Reino Unido eran entonces sociedades muy diferentes. Sin embargo, representa un intento de poner en práctica un proyecto que ha sido promovido durante décadas por algunos anglo-conservadores: la "Anglosphere". El lema fue utilizado por James Bennett en una obra de 2004. A pesar de su atractivo para la cultura inglesa, en realidad es sólo un modelo ideológico basado en el anglo-conservadurismo, que poco tiene que ver con la tradición de la cultura inglesa tradicional. La primera ministra inglesa ya está intentado  lograr que el Reino Unido entre en una relación exclusiva con Estados Unidos. En Australia, el ex primer ministro Tony Abbot también ha exigido un acuerdo especial con el Reino Unido y (sin duda, si el matrimonio entre Estados Unidos y China acabase) con los EEUU también. Canadá apenas tiene voz en un asunto tan trascendental; Ya estamos en el camino hacia el sueño de la "anglosfera".
Resultado de imagen de intramuros before destruction photosImagen relacionada











Manila 1945, un tanque estadounidense Sherman entrando en Intramuros. A la derecha, la Universidad de Santo Tomás e Intramuros después de su destrucción por los EE.UU. Intramuros, la zona Antigua amurallada de Manila, estaba lleno de conventos, iglesias y miles de filipinos de habla hispana que eran la élite cultural de su nación. La mayoría fueron asesinados por las bombas y la artillería estadounidenses en una masacre que era totalmente innecesaria militarmente ya que la minúscula guarnición japonesa no tenía importancia estratégica y no podría haber resistido. Pero ya en  los años 30 los norteamericanos se quejaban de que había más hispanoparlantes y periódicos entonces que en 1900. EEUU ha hecho todo lo posible para erradicar la cultura hispana en Filipinas. No han tenido éxito: Abajo, parte de la gran procesión mariana en Intramuros (parcialmente restaurada durante el régimen de Marcos) hoy.
Resultado de imagen de intramuros marian procession

Pero seguirá siendo un espejismo. El mundo no es lo que era cuando el Reino Unido dio la espalda a sus socios comerciales coloniales para unirse al Mercado Común europeo.El proyecto es una provocación a todo el mundo tradicional de la cultura barroca. Los EEUU en sus días más orgullosos de "América Primero" fue el enemigo implacable de Hispanoamérica, las Filipinas y la propia España. Trump, por supuesto, hará sus tratos con el liderazgo político de América Central y del Sur. Muchos aceptarán. Que lo hagan. Que Estados Unidos intente de tratar a Iberoamérica como su patio trasero. Esta lección es necesaria para que los hispanoamericanos comprendan que el anglo-conservadorismo no perdona ni olvida. Sólo la aniquilación cultural de lo hispano satisfará a Washington. Trump es verdaderamente un don de la providencia porque el insípido liberalismo políticamente correcto que estaba mermando nuestra cultura y sociedad ha sido reemplazado por un régimen abiertamente antagónico, encaminado al revanchismo antihispánico que despertará a nuestro pueblo.

Pero esa otra rama de la sociedad burguesa, el estado nacional europeo también está tratando de volver. Encabezados por el Frente Nacional de Le Pen, varios de estos partidos están uniendo fuerzas, y sin duda este año será igual o mejor para ellos que el año pasado fue. De hecho, representan una reacción saludable (al igual que la elección de Trump mostró que los votantes estadounidenses todavía tiene algunos buenos reflejos en cuanto a la corrección política), pero mejor o menos mal no bastan como solución. Estos partidos, aunque se oponen a muchas cosas indeseables, realmente desean retroceder unas pocas décadas en el tiempo y no pueden concebir oponerse a la base ideológica de la sociedad burguesa.

Pero ambas reacciones dentro de la sociedad burguesa -la anglo-conservadora y la europea estatista- son bienvenidas porque representan una ruptura con el sistema de la posguerra y dejan claro que este sistema, que realmente tiene sus orígenes en la derrota a inicios del siglo XVIII del orden barroco, ahora está en crisis, y no solo porque se han vuelto a pelear. La Europa burguesa se basaba en la supresión de la religión y de las estructuras sociales naturales como base de la sociedad, sustituyéndolas por una ideología y un nacionalismo estatal o "fuerzas del mercado". Ahora estos "reemplazos" ya no funcionan correctamente. La situación de Europa en el siglo XVII está regresando. Solo nuestra cultura está viva y puede salvar a Europa pero necesita encontrar forma y visibilidad. No queremos persuadir a nadie de la necesidad de nuevas ideas, porque el orden barroco nunca se basó en ideas o filosofías. La gente debe despejar sus mentes del mito y la ideología y ver la realidad tal como es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario